Es uno de esos países que puedes visitar toda tu vida y nunca te dejará de fascinar.

ESTE AÑO Turquía ha recuperado, turistas, especialmente ahora que la depreciada lira turca ha abaratado los precios a quienes visitan al país con dólares o euros en la billetera. Y es que hay que mencionarlo: se trata de una nación con una de las culturas más importantes, lo que hace que la situación actual sea una gran oportunidad para visitarla.

Además, para nosotros, el 2019 será un año interesante si se concreta el nuevo vuelo directo entre Ciudad de México y el flamante aeropuerto nuevo de Estambul, con la ruta directa por Turkish Airlines, prometida para el verano.

La antigua Constantinopla, guarda siglos de historia, que se manifiestan en su arquitectura y sus tradiciones. Es famosa por simbolizar el encuentro entre Europa y Asia, tal como sus puentes sobre el Bósforo, uniendo ambos continentes. En el casco viejo hay que visitar las hermosas mezquitas y admirar las tradiciones islámicas. También deslumbran sus palacios, levantados durante el Imperio Otomano.

Partiendo de Estambul, las opciones se multiplican en el resto del país. Basta mencionar Capadocia, en Anatolia Central, y la experiencia única de admirar desde globos aerostáticos, las fantásticas formaciones pétreas que dan la impresión de un paisaje lunar.

En Ankara, la capital, hay que visitar el Museo de las Civilizaciones de Anatolia y de ahí aventurarse a conocer ruinas milenarias en Konya, Éfeso, Esmirna, Pérgamo, Troya y Bursa.

Es un magnifico país para las compras y asegúrate, antes de irte, de admirar la ceremonia de Derviches, girando en una danza mística sufí. Todo un universo dentro de nuestro planeta.