Este año, uno de nuestros top 5 países que sugerimos visitar es Perú. Las razones sobran.

HABRÁ QUIEN cree que con ver Lima, Cusco y Machu Picchu basta para conocer Perú, pero el país es tan encantador y lleno de riquezas que desde el primer viaje queda claro que Perú es para repetir una y otra vez. No por nada apa-rece constantemente en nues-tras ediciones.

Perú tiene maravillas naturales; entre ellas, el Titicaca, el lago navegable más alto del mundo, a 3,800 metros sobre el nivel del mar. Otro ejemplo es la montaña Arcoiris cuyas franjas de colores recién fueron descubiertas tras derretirse la nieve que siempre la cubría (signos del calentamiento global) y la salinera de Maras, con 3 mil pozas en la ladera de la montaña Qaqawiñay.

También tiene una gastronomía de gran riqueza: ceviche peruano, lomo saltado y sopa de quínoa, además de platillos a base de papa o maíz, son algunos de los platillos que encantan a cualquiera.

Por si fuera poco, además cuenta con un pasado de pueblos que se remontan a siglos atrás, incluso anteriores al Imperio Inca, y cuyos vestigios se pueden encontrar a todo lo ancho del territorio peruano.

El punto de inicio obligado es Lima, a donde llegan los vuelos directos desde México. La capital es por demás interesante porque en ella se reflejan las etapas de la historia peruana. Hay que recorrer los barrios coloniales del centro y los modernos espacios de Miraflores, frente al Pacífico.

Sin embargo, la verdadera joya está en el Valle Sagrado y la región andina del país.

En cuestión de una hora, un vuelo doméstico te lleva a más de 3 mil metros de altura sobre el nivel medio del mar. Desde ahí, las posibilidades son ilimitadas, incluyendo Cusco, Machu Picchu, Puno y Arequipa, la segunda ciudad más grande del Perú. Así que incluye a Perú en tu lista porque estamos seguros que amarás este gran país sudamericano.