Múnich cuenta con una notable belleza arquitectónica y natural que permiten adentrarse en su corazón para conocer su pasado y su cara más actual.