Filadelfia tan divertida, rica en historia, accesible y auténtica, vale la pena descubrirla cualquier temporada del año.