En el universo de Gaudí o Miró no existen los convencionalismos, como tampoco lo existe en toda la capital de Cataluña.

Conoce mas de Barcelona aquí