Ubicada en la provincia de Utrech, a orillas del río Eem, es un pueblo con orígenes que se remontan casi un milenio atrás. Su aspecto medieval y los restos de sus antiguas murallas y puertas ofrece al visitante uno de los centros históricos más bonitos del país, además de variedad de arquitectura, arte, cultura y naturaleza.

Una de las formas mas placenteras de conocer esta ciudad es tomar un paseo en bote a través de la red de canales que la recorre, pues te permite tener un panorama amplio de todo el pueblo, y relajarse con el vaivén de las aguas