Cuando viajas el tiempo se vuelve nada
seguimos nuestro corazón
nos liberamos de las etiquetas
perdemos el control voluntariamente
cambiamos a la realidad
confiamos en extraños
poseemos sólo lo podemos llevar
buscamos mejores preguntas, no respuestas
realmente tenemos titulo de viajeros
que, a veces, decidimos no volver jamás