ESTE ES EL POSTRE FRANCÉS DE LA TEMPORADA

El INFALTABLE de la mesa de estos días en Francia es el Tronco de Navidad o Bûche de Noël, un bizcocho con relleno de crema sabor café o chocolate, hecho rollo y cubierto de betún de chocolate, adornado de manera que pareciera un tronco de árbol, con hojitas verdes hechas a base de mazapán u otros elementos decorativos.

Yo lo conocí por primera vez en las pastelerías de París, pero cuál sería mi sorpresa cuando mi amiga Dominique lo preparó ella misma en casa.

Esta tradición tiene origen desde tiempos de los celtas que celebraban la llegada del invierno quemando un tronco; algo que los franceses cristianos continuaron haciendo la velada de Navidad y los días posteriores. Era una ceremonia donde el menor o el mayor del hogar encendía el fuego en la chimenea y la familia rociaba vino y sal a las llamas. Una vez terminadas las celebraciones, las cenizas del tronco se esparcían para asegurar prosperidad durante todo el año. Pero las cosas cambiaron en tiempos de Napoleón I.

Por decreto, las chimeneas debían permanecer cerradas durante el invierno para evitar las enfermedades que afectaban entonces a la población. La falta de ventilación al interior de las viviendas imposibilitó la quema tradicional del tronco, así que a fines del siglo 19, la tradición medieval continuó pero en forma de postre.
Dominique, al igual que millones de franceses, siguen este ritual para la cena familiar a la cual fui invitada. Luego de un banquete de ostras (platillo favorito de los galos en esta fecha) disfruté del tronco navideño, que me pareció delicioso. Estoy segura que si incluyes esta receta en tu cena navideña, todos se llevarán una dulce sorpresa.

En México, algunas pastelerías han comenzado a ofrecer este clásico francés durante la temporada navideña. Fotografía: ADF

 

TRADICIONES Y MAGIA: SUEÑOS DE NAVIDAD Y AÑO NUEVO EN PARÍS

 

Leave a reply

Your email address will not be published.

Theme developed by TouchSize - Premium WordPress Themes and Websites