Cheerful couple riding bikes by sunny day
 

SÉ TURISTA EN BICICLETA

Tu entusiasmo y una bicicleta son suficientes para ir descubriendo a tu propio paso, cada rincón de las ciudades que han hecho esfuerzos para promover la cultura de una movilidad sin gasolina ni contaminación. Conoce qué oportunidades hay para disfrutar como turista a dos ruedas.

Alrededor del mundo, la bicicleta ha tomado fuerza  en países como Holanda, Bélgica, Alemania o Suecia, donde es común encontrarnos con una infraestructura excepcional para su uso: carriles exclusivos conectados entre sí, por toda la ciudad, señalamientos y semáforos propios, y abundantes estacionamientos.

Como ejemplo de lo que puede hacerse en urbes modernas está Copenhague, capital danesa considerada bike-friendly por excelencia, pues fue la primera ciudad del mundo que ofreció un sistema público de bicicletas. No es de sorprender que se haya desarrollado un gran respeto al ciclista y esté permitido subir y bajar del metro y trenes, montados en ellas. Como turista, puedes vivir la experiencia de rentar una City Bike del sistema de estaciones donde obtienes una pagando con tarjeta de crédito. Los modelos son especiales y cuentan con GPS al frente, para orientarte por la ciudad.

Por cierto que el Instituto Tecnológico de Massachusetts está por revolucionar la bicicleta gracias a una nueva rueda que tendrá un motor y permitirá ir más rápido. ¿El nombre de la rueda? “Copenhagen”, por supuesto.

Golden gate

Hay paseos que incluso son mejor cuando se hacen pedaleando. Este es el caso de Tiergarten, el enorme jardín que cubre el centro de Berlín en Alemania. La ruta comienza en la puerta de Brandeburgo, antigua entrada a la ciudad, y nos lleva entre vías verdes, pasando por la emblemática Columna de la Victoria. Igualmente, el Minnewater Park o Parque del Lago del Amor de Brujas, en Bélgica, pues de por si este lugar es mágico y aún más dirigiendo el manubrio a sus misteriosos rincones.

Ahora imagina un carril de bicicleta al borde del río Danubio, que nos lleva en varios días desde Viena, Austria, hasta Budapest, en Hungría, pasando por tierras eslovacas; además, cada ciudad puede recorrerse, en parte, a orillas del agua.

Del otro lado del mundo, en Pekín, China, transitan diariamente por sus calles, miles de bicicletas. Para el turista aventurero, existen tours que te ofrecen viajar en ellas a través de los callejones del casco antiguo de la ciudad o bien manejar por las montañas de la Gran Muralla; ambas opciones son seguras para los ciclistas.

También en nuestro continente

Aunque vemos cómo Europa lleva la delantera en cuanto a infraestructura y cultura de la bicicleta urbana, ciudades como Portland en Estados Unidos –de gran conciencia ambiental–, nos permiten andar a dos ruedas a nuestra voluntad, siendo el Forest Park y el International Rose Test Garden los puntos favoritos.

Por increíble que parezca, Nueva York también es una ciudad que ya encabeza las listas de los mejores lugares para usar la bicicleta en la Unión Americana. Las autoridades se han comprometido desde el 2007 a que aumente considerablemente su uso, pronosticando que para el 2020, el 6 por ciento del transporte en la urbe de hierro se realice a dos ruedas. Como turistas, existe la opción del CitiBike que te permite manejar una por 24 horas o 7 días y recorrer el obligado Puente de Brooklyn hacia Rockaway Beach en Queens.

Otra propuesta interesante para hacer turismo a dos ruedas es el que ofrece Sausalito, un pequeño pueblo pesquero ubicado en el área de la bahía de San Francisco. A este pintoresco lugar se puede llegar en coche, bicicleta o ferry. Si tienes la suficiente energía para pedalear, puedes rentar una bicicleta en Fisherman’s Wharf y cruzar el famoso puente Golden Gate por el carril de peatones y ciclistas; ¡espléndida manera de admirar la bahía!

En América Latina, Bogotá, la capital colombiana, ha surgido como líder de la circulación en bicicleta, con 376 kilómetros de CicloRutas. Lo mejor es contratar un tour para pedalear con un guía y conocer el centro histórico y sus alrededores.

Así que ya sabes, una opción para conocer el mundo está en la bicicleta, a tu ritmo y gusto. Quizás nos agrade tanto que la adoptemos también como forma de vida.,

Imprimir

Leave a reply

Your email address will not be published.

Theme developed by TouchSize - Premium WordPress Themes and Websites