PARA AVENTUREROS; TORRES DEL PAINE

Miles de turistas al año visitan este alejado lugar para poder disfrutar de montañas, ríos, lagos, glaciares y por supuesto el atractivo principal; las Torres del Paine. Todo esto realizado en un aproximado de 5 días y 71 km ¡caminando!

Torres del Paine… no todo mundo sabe qué es, ni en dónde está, mucho menos que se trata del tercer Parque Nacional más visitado en Chile. Se encuentra exactamente en la región de Magallanes la cual pertenece a la parte sur de la Patagonia Chilena o sea el último rincón de este alargado país.
Si eres de los que tiene un alma aventurera, entonces este viaje es para ti pues llegar ahí no es cualquier cosa. Por tierra, este espectacular lugar se encuentra a tan sólo 3,200 km de la capital Santiago de Chile. Así que la forma más “simple” es aproximarnos por avión. El aeropuerto más cercano se encuentra en Punta Arenas y de ahí partimos en autobus hacía la ciudad de Puerto Natales, que al llegar, lo recomendable es comprar el pasaje del para llegar al Parque, pues suelen saturarse los horarios. Otro dato importante que se debemos considerar es el hospedaje dentro del Parque. Hay campamentos gratuitos, campamentos de paga, refugios (hostales) y hoteles, pero estos dos últimos son un poco costosos.

torres del paine travelier mx
Para vivir la experiencia al máximo, acampar es lo ideal, pero te recomiendo que sea en los campamentos de pago, ya que están operados por los refugios, esto significa que cuentan con baños y regaderas con agua caliente, aún así cada turista debe llevar casa de campaña, saco de dormir y todo lo que se pueda necesitar.
También es importante saber que existen dos formas de empezar el circuito; por el lago Grey o por las Torres del Paine, yo recomiendo que éstas sean el gran final del recorrido.
Al llegar se paga la entrada al Parque Nacional que cuesta al rededor de 200 pesos mexicanos y al salir de la caseta de cobro continuamos 3 horas de caminata aproximadamente para llegar al campamento llamado “Paine Grande” y pasar la noche.

refugios-circuito-w-torres-paine-denomades travelier
Se puede decir que en el segundo día empieza realmente la aventura, pues partimos al primer punto turístico de la “W”. Después de casi 4 horas caminando llegamos al mirador Grey de donde se vislumbra el Lago Grey y el glaciar que lleva el mismo nombre, la vista es espectacular. Ese mismo día partimos al campamento “Francés” en donde se puede observar como el Lago Skottsberg, solo a cierta hora del día, parece un espejo y las montañas que lo rodean se ven reflejadas en sus aguas.
El tercer día el camino tiene como parada final el “Mirador Británico” que cuenta con una vista panorámica del valle Francés y al fondo una serie de cerros, el llamado “Aleta de tiburón” y “La catedral”.
Para el penúltimo día nos movemos al campamento “Chileno”. Ocho ríos son los que se deben cruzar y todos desembocan en el lago Nordenskjöld, el cuál nos acompaña durante casi todo recorrido. El campamento “Chileno” cuenta con un lindo restaurante y chimeneas para calentarte, para acompañar la cena no hay nada como una rica cerveza artesanal de la zona “ Austral Torres del Paine”.
El último día salimos a las 5 de la mañana a las Torres del Paine. El camino es peligroso y uno de los más difíciles de todo el circuito. Dos horas después llegamos a la cima, en donde nos topamos de frente con las torres y de bajo un lago al que se podía descender. A las ocho con diez minutos el espectáculo comenzó; el sol comenzó a pintar las torres de color rojo.

Torres del paine color rojo travelier mx

Leave a reply

Your email address will not be published.

Theme developed by TouchSize - Premium WordPress Themes and Websites