Además de su exquisito ambiente de playa, Los Cabos obsequia la experiencia de vivir el desierto, al interior de la península.

Pocos destinos de México cuentan con la diversidad de atmósferas que ofrece Los Cabos. Cuando se trata de aventura, el escenario perfecto es el desierto y sus arenas. Ahí, a metros de los grandes resorts de playa, el viento sopla cálido en los caprichos del desierto, y el sol se refleja en sus misteriosos cañones y formaciones rocosas. Sea a paso tranquilo o asaltados de adrenalina, existen muchas maneras de adentrarnos y vivirlo.

Por tierra

beach-hooping-los-cabos-playa-amorLas cuatrimotos son aptas para recorrer las brechas del desierto, pues nos suben y bajan por las arenas con facilidad y cierta comodidad. Una ruta atractiva al norte de Cabo San Lucas, lleva a Playa Migriño, donde podemos recorrer 5 kilómetros de dunas a la orilla del océano. Y en El Chorro, muy cerca de la salida de San José del Cabo, encontramos una de las mejores cascadas de arena para las cuatrimotos.

 Otra forma de pasear es en caballos o camellos, pues al montarlos nos permiten observar la diversidad de cactáceos de la región tan íntimamente como el jinete lo desee. A pocos kilómetros de Cabo San Lucas, un recorrido muy visitado en caballo atraviesa el desierto hasta Cabo Falso y pasa a lado de su antiguo faro vigilante de 1890.

 Ahora bien, si queremos recorrer los circuitos que abarcan arroyos, parte de las montañas y el desierto, podemos hacerlo de manera intrépida en todoterrenos al cruzar por el Salto Seco en Cabo, o en vehículos areneros a través de La Roca del Árbol y el Cañón de Media Luna. Para hacerlo, hay que recorrer el Río Migriño hasta el mar, al tiempo que disfrutamos de un paisaje natural silencioso e imponente. (Sobra mencionar que tras unas horas arriba de estos geniales vehículos, termina uno mojado y cubierto de tierra, pero encantado por la experiencia).

 Desde lo alto

biplazasponzos5agosto2012-015-mp4-imagen-fija013Para disfrutar el contraste entre el tono del desierto y las ondas del mar, ¿qué mejor que aventarse en paracaídas? Es  una de las opciones más intensas, tanto por experimentar las alturas como la valentía al “aterrizar” en la arena. Otra alternativa es volar en parapente; iniciando en las cimas más cercanas a Cabo Falso, es posible planear hasta la superficie desértica mientras se admira la Playa el Médano. De igual manera, al utilizar unas alas “delta motorizadas” podemos volar sobre el paraje desértico donde se filmó la película de Troya, o incluso hasta el icónico Arco de Los Cabos.

Si no te atreves y, aún así, quieres contemplar el escenario desde lo alto, un helicóptero podrá llevarte a volar por los alrededores.

Sobre las dunas

Conoce-las-dunas-del-Sur-del-Perú-ideales-para-practicar-sandboardFinalmente, para muchos, el esquí sobre arena es más novedoso que hacerlo en la nieve. La prominencia de las dunas de Los Cabos, permiten realizar este desafiante deporte y deslizar la tabla sobre las ligeras arenas. Diversos tours organizados por los resorts o agencias de actividades de Cabo San Lucas, nos llevan a los lugares más propicios para realizar esta actividad en los alrededores del Corredor Turístico.

Por aire o tierra, Los Cabos nos anima quizás a dar un paso más a la aventura, concretando un episodio único en pleno desierto mexicano.