UN BESO en público puede ser mágico o trágico según el país.

En Tailandia, Camboya, Vietnam o Japón cualquier contacto físico en público no es bien visto, especialmente en zonas rura-les. Sin embargo, en otros países las consecuencias son más severas. Por ejemplo, en 2013 una pareja de turistas fue sentenciada a un año de prisión por besarse en una playa de Dubái. Igual de grave es en Catar, Irán y Omán, entre otros países árabes.

En la India, Richard Geere fue motivo de escándalo cuando en un acto de beneficencia besó a la actriz Shilpa Shetty y muchos indios indignados lo denunciaron ante las autoridades por su “obscenidad”, quemando imágenes del actor y exigiendo la muerte para Shetty.

El beso tampoco es bien visto en Paquistán, país que prohíbe incluso celebrar San Valentín por considerar que va contra las enseñanzas del Islam.

En Malasia la prohibición incluye tomarse de la mano, aunque la ley exenta a los turistas, mientras no se “excedan”. Y no se te ocurra en Indonesia, donde la condena puede alcanzar ¡hasta 5 años!

Así que por más romántico que sea el Taj Mahal o las costas del Golfo Pérsico, bien harán en abstenerse de hacerlo.