UNA JOYA COLOMBIANA EN HONOR A LA VIRGEN DEL ROSARIO

El hermoso santuario de Las Lajas recibe desde inicios del siglo 20 a peregrinos que tienen fe en la virgen aparecida en el siglo 18.

DE ACUERDO con relatos de la época, la Virgen del Rosario se le apareció en 1754 a Rosa, una niña sordomuda de origen humilde. Se manifestó en una piedra laja que hay en el pronunciado cañón del río Guáitara, cerca de una cascada, en la cordillera andina. La niña pudo hablar y muchos creyentes comenzaron a visitar el lugar y experimentar milagros. Entonces fueron construyendo ahí un templo que finalmente llegó a levantarse en el actual santuario gótico que hoy deslumbra por su arquitectura y su ubicación.

Esta joya arquitectónica está considerada como la segunda maravilla de Colombia desde 2007 y se encuentra a 7 kilómetros de la ciudad de Ipiales, en el antiplano andino, justo en frontera con Ecuador.

Con inspiración en el gótico del siglo 14, la basílica fue construida sobre uno de los lados del cañón del río y unida al otro costado mediante un puente de 50 metros de alto.

La pintura de la Virgen en piedra se encuentra al interior, en el altar principal del Santuario.

Cuando lo visites, notarás que éste es un lugar de mucha devoción y agradecimiento como podrás constatar por las numerosas placas que atestiguan favores recibidos.

Leave a reply

Your email address will not be published.

Theme developed by TouchSize - Premium WordPress Themes and Websites