Con los personajes de Disney a bordo, los cruceros de la compañía de Mickey Mouse son una de las elecciones predilectas de las familias en busca de diversión en altamar.

Conforme se aleja de la costa, el crucero de Disney adquiere la personalidad festiva que esperas encontrar con todo y sus personajes interactuando con los niños. Tribilín, Mickey Mouse o el pato Donald pueden sorprender en cualquier momento, sea en la alberca, el restaurante o en las áreas públicas del barco.

MICKEY'S POOL ON THE DISNEY DREAMLos cruceros de la compañía abarcan recorridos en distintas zonas del mundo, incluyendo los paisajes nevados de Alaska, bajo el clima tropical del Caribe, o navegando de ciudad en ciudad por el Mar Báltico o el Mediterráneo. El ambiente es muy familiar y cuentan con muchas actividades orientadas a los pequeños. Por ejemplo, mientras resbalan en los toboganes de agua en la cubierta del gran crucero Disney Dream, la película de Cenicienta está rodando en la enorme pantalla exterior, y al disfrutar de una comida en familia, llegan Alvin y las ardillas con un espectáculo musical, y quizás hasta los saquen a bailar.

El barco les ofrece diversas facilidades para la familia. La primera a mencionar es que los espacios en general son más grandes que los de un crucero convencional. Por otro lado, los más pequeños se internan en las guarderías custodiadas por Mimí y los clubs de juegos interactivos; las niñas se maquillan cual princesas en Bibbidi Bobbidi Boutique; y los jóvenes disfrutan de salas lounge y deportes bajo el sol. Diversos restaurantes, cafeterías, y cines bajo cubierta esperan a todos para ver Enrededados y recordar a Aladín.

Bibbidi Bobbidi BoutiqueEs interesante que el mundo Disney no acaba en el crucero, si no que continúa en los puertos. El Disney Dream les lleva por las Bahamas, y su gemelo, el Disney Fantasy por las islas del Caribe; el Disney Wonder por ciudades de Alaska y de Hawai; y el Disney Magic, uno de los más exóticos, se introduce en fascinantes puntos del Mediterráneo y del Norte de Europa.

Y ¿habían escuchado de la isla privada de Disney? Como si se tratara de una película, Castaway Cay espera a los viajeros del Caribe, entre resbaladillas de agua que caen sobre el mar, deportes de playa, albercas y porqué no, un barbecue tropical.

También los grandes se divierten

Mother and DaughterAunque toda la embarcación procura reflejar la magia Disney también les ofrece áreas de descanso y exclusividad a los adultos. Mientras los niños se divierten, los papás pueden tomar el sol en las albercas privadas, y relajarse en los gimnasios y spas.

Unas copas de vino tinto o (más playero) unas piñas coladas, les acompañan hasta las galerías de arte de la embarcación, y caída la noche, a las salas lounge y las discotecas para mayores de edad.

De esta manera, los padres no tienen que renunciar a los placeres de un crucero si viajan con los pequeños. En general, los recorridos de Disney han sido bien aceptados y los padres lo consideran una opción con calidad similar o superior a embarcaciones convencionales. Para los pequeños es una elección que despierta la imaginación y que, de muchas maneras, une a la familia.

Animator’s Palate – Drawn to Magic