FRUIT CAKE, DELICIA NAVIDEÑA

El fruit cake es un pan que tradicionalmente se prepara para el período navideño, aunque les asombrará saber que no nació exactamente con ese fin.  Cómo todo lo que huele a tradición, su historia se forma de diferentes versiones, pero muchos coinciden que nació en Roma como una masa a la que se agregaban piñones, pasas y algunas frutas propias del invierno.

Al paso del tiempo, se le fue añadiendo azúcar para que las frutas se cristalizaran y se pudiera conservar el pan por más tiempo y nueces de una buena cosecha, para atraer la buena suerte. Sin embargo, el fruit cake era un platillo caro y fue prohibido por ostentoso, limitando su consumo a celebraciones especiales, entre ellas la Navidad.

Pero cómo estamos en esas fechas especiales, no hay nada que impida cocinarlo para compartirlo con amigos o familia en una reunión, sólo que al fruit cake hay que prepararlo con anticipación,  bañarlo  por días con brandy o cognac y dejarlo que madure para que adquiera ese fuerte sabor cargado de especias que lo hace una delicia.

Preparar el fruit cake es realmente fácil, pero requiere que le dediques un tiempo por varios días y que los ingredientes sean de buena calidad, para que siga con su fama de ostentoso.

LOS INGREDIENTES

  • GRANOS Y FRUTAS: 125 gramos de cada uno de los siguientes ingredientes: dátiles, pasitas, nueces, almendras e incluir algunas avellanas.  + Fruta cristalizada de pera, piña, camote, naranja y limón. + Cerezas rojas y verdes para darle los colores navideños. En algunas recetas también combinan manzana y chabacano deshidratado (opcional).
  • LO QUE ENDULZA: ½ taza de miel de piloncillo. + ¼ taza de azúcar morena (moscabada).
  • OLORES Y ESPECIAS: ½ cucharadita de canela en polvo y otra ½ de jengibre. + Una pizca de clavo de olor molido.
  • INDISPENSABLES: 200 g de mantequilla. + 5 huevos. +1 cucharadita de polvo para hornear. + Una pizca de sal.
  • EL TOQUE QUE NO FALLA: Brandy o cognac (al gusto).
  • LA FORMA: El molde puede ser el tradicional rectangular que usan para panqué, pero sugiero uno de rosca que le dará más lucimiento.

EMPEZAMOS…

Es más fácil si ya tenemos todos los ingredientes listos antes de comenzar con la preparación: las frutas y granos picados; los polvos cernidos y molde engrasado y forrado con papel aluminio.

  1. Se acrema la mantequilla con el azúcar y se le agregan los polvos (harina, azúcar, canela, etc.).
  2. Aparte se baten con la batidora las yemas, y cuando estén a punto de listón (se forma un hilo al levantarlas con una espátula); se le añaden a la mezcla de mantequilla, junto con la miel, e incorporamos los ingredientes.
  3. Seguimos mezclando y empezamos a poner la fruta picada y los granos (guardamos algunos para decorar).
  4. Las claras de los huevos se baten a punto de turrón (o de nieve) y las añadimos a la mezcla de forma envolvente.
  5. Ya está listo para pasarlo al molde y hornearlo a 180º C, por aproximadamente 1 hora, o hasta que el palillo salga limpio.

Cuando esté frío empezamos a envinarlo, dejándolo en el papel aluminio y dentro de una bolsa de plástico en el refrigerador. Puedes hacer este proceso por varios días para que madure el sabor y las frutas absorban el licor.

La mejor forma de disfrutarlo es dejar que el fruit cake sea el protagonista de la reunión, combinándolo con una tizana caliente de frutos rojos con la que se lleva muy bien.

IMG_0163a-1024x682

Leave a reply

Your email address will not be published.

Theme developed by TouchSize - Premium WordPress Themes and Websites