Qué  mejor que el rey de los deportes  para ser el preferido de los presidentes de los Estados Unidos; desde que  Abraham Lincoln lanzaba pelotas de béisbol con sus hijos en un campo construido detrás de la Casa Blanca hasta que se vio a George W. Bush en un partido de la Serie Mundial después del trágico 9/11, según muestra la exposición Baseball: America’s Presidents, America’s Pastime (El pasatiempo de los Presidentes de América) en la Biblioteca y Museo Presidencial George W. Bush, en Dallas Texas.

Más que un estudio del béisbol, la exposición habla de la estrecha relación que ha tenido este deporte con los presidentes de la Unión Americana a lo largo de la historia  y el papel fundamental que ha jugado este deporte en épocas buenas y malas.

La exhibición tiene piezas, documentos y archivos relacionados con el béisbol que provienen de la propia Biblioteca Presidencial George Bush, así como de otras bibliotecas presidenciales y del Salón de la Fama del Béisbol en Cooperstown, Nueva York, una recopilación  muy difícil de volverla a ver en un solo lugar.

America’s Presidents, America’s Pastime, estará hasta el 4 de octubre 2015 en la Biblioteca y Museo Presidencial George W. Bush, en Dallas Texas, que dicho sea de paso, vale la pena visitarla por el acervo que resume su trayectoria presidencial, incluyendo una réplica exacta del despacho oval de la Casa Blanca que el mandatario ocupó cuando era presidente.