Así como no esperarías probar el mejor mole en Monterrey ni el mejor cabrito en Puebla, tampoco puedes esperar que la pizza sea la misma en toda Italia. Toma nota de esta guía rápida para que tengas en mente durante tu próximo viaje al país de la bota.

Pocos países como Italia pueden presumir de tener una gastronomía tan apreciada en todo el mundo. Y es que es raro que a alguien no le guste su comida, o ¿acaso conoces a un pariente o amigo que no saboree la pizza?

Italia, al igual que México, es un mosaico de culturas que con el paso de los años ha inventado distintas recetas según la región, por lo que es importante conocer qué es lo debes probar según la parte que visites. Veamos.

Para pizzas, las de Nápoles

italiana travelier pizzaHe aquí la cuna de una de las comidas  más veneradas en todo el mundo.  Y como es de esperarse, su sabor en Nápoles es una delicia,  gracias al tomate fresco que se emplea en su preparación; se trata de la variedad San Manzano, cuya acidez es baja y su sabor se fusiona a la perfección en muchas recetas italianas.  Lo que antes era la comida de los pobres se ha convertido en una especialidad consentida de todos los napolitanos, que disfrutan la pizza horneada en leña, sea marinara o margarita, las dos más comunes en la ciudad.  Por cierto, resulta asombroso que en Nápoles  todavía existe Port’Alba, la primera pizzería del mundo, establecida en 1830.  A tomar en cuenta que las pizzerías certificadas llevan en su fachada un sello que avala que en el lugar se cocina con la receta napolitana con denominación de origen.

comida típica italiana travelier

Génova, tierra del pesto

italiana travelier pestoTodo italiano sabe que no hay mejor pesto que en la región nororiental de Liguria, concretamente en Génova, su capital. Ahí sí que saben preparar esta salsa a base de albahaca, piñones, ajo, queso parmesano y queso de oveja. La clave de su receta es que la albahaca es fresca y proviene de la zona. Por eso es obligado pedir aquí cualquier variedad de pasta al pesto y confirmar que no se compara con la que venden en frascos  en supermercados de todo el mundo.

Bolonia: de la salsa a la lasaña

Italiana Travelier LasañaDe origen medieval, Bolonia ha preservado su riqueza culinaria y heredado al mundo su variedad de pastas, entre ellas los tortellini, en forma de aro con distintos rellenos. Seguramente los has probado con alguna salsa, pero en Bolonia se sirve en caldo. Otra especialidad es la lasaña, que entre láminas de pasta lleva la salsa boloñesa, a base de carne molida. Esta salsa es indispensable para saborear tallarines y ravioles, entre otros.

Espagueti, placer de Roma

italiana travelier carbonaraSi bien se puede disfrutar de buen espagueti en todo el país, la capital italiana es conocida por su variedad a la carbonara,  una salsa de queso parmesano, huevo, tocino, aceite de oliva y pimienta. Cuando el huevo y el queso entran en contacto con la pasta caliente, ambos se combinan tomando una consistencia cremosa que se adhiere a cada hilo de espagueti. ¡Nada mejor que probarlo en las trattorias romanas que hacen su propia pasta!

El arroz se cuece en Milán

italiana travelier risotoEn Milán y toda Lombardía, la especialidad de la casa es el risotto alla milanese, una mezcla de arroz de la región, queso rallado de Parma y riñón de cerdo o jamón serrano. Suele darse una coloración amarilla con azafrán y comerse con ossobuco alla milanese, un guiso también típico de la región, elaborado con pata de ternera.

Especialidades del norte de Italia

Varios platillos que se comen en todo el país tienen su origen en las regiones de Lombardía y Véneto, al norte de Italia. Por ejemplo, están el ñoqui (pasta a base de papa), la polenta (una papilla de harina de maíz que se sirve de guarnición), y por supuesto, el tiramisú, el postre por excelencia, inventado en los años cincuenta, en Treviso. Cualquiera de ellos es una delicia a probar en el norte.

comida típica italiana travelier

El sureño y universal limoncello

italiana travelier limoncelloEl licor italiano por excelencia, el limoncello, proviene de la región sur, en Campania. A lo largo de la Costa Amalfitana se aprecian plantíos de limones de gran tamaño, sin pepita y con generosa pulpa dulce. Son los más indicados para macerar y combinarse con alcohol, dando a esta perfumada bebida, un cuerpo ligero y textura satinada, que debe tomarse bien fría.

Si algo es maravilloso en Italia es que no tienes que comer en restaurantes de lujo para probar el delicioso sabor de todos estos platillos. En toda ciudad y pueblo existen múltiples opciones que te permiten disfrutar de la variedad gastronómica con ingredientes frescos que te harán repetir una y otra vez. ¡Buon appetito!