Ahora que llega el invierno, revisemos algunos de los lugares más interesantes
para patinar en el mundo. Algunos son regalo de la naturaleza y otros, esfuerzo del
hombre para gozar de esta divertida actividad propia de la temporada. Aquí van cinco opciones:

1. La pintoresca
En invierno, los canales de Ámsterdam no solo son orgullo de todo holandés sino también una fuente inagotable de diversión porque se pueden congelar lo suficiente para patinar en ellos. Se necesitan cuatro noches por debajo de los 10 centígrados para que el hielo tenga el grosor suficiente para poder patinar.
En todo caso, si no se logra congelar lo suficiente, Amsterdam cuenta con Jaap Eden, una pista artificial de 400 metros −la más grande de la ciudad− que cuenta con restaurante, baños y lockers.

2. La gigante
OttawaEl Canal Rideau divide a la ciudad canadiense de Ottawa y aunque no es muy ancho, tiene una longitud aproximada de 7.8 kilómetros. Durante el verano se vuelve navegable, ahora imagínatelo ¡congelado! Esto lo convierte en la pista de patinaje más larga del mundo. La bondad del canal es que siempre alcanza a formar una capa gruesa de hasta siete metros, suficientes para evitar fracturas en la superficie congelada.
La pista es tan larga, que durante el trayecto hay varias estaciones para descansar. Por lo general se abre al público a finales de enero y cierra en marzo.

3. La romántica
Un París iluminado por las noches es una vista a la que nadie puede resistirse, más aún si es desde la pista de hielo que instalan en el primer piso de la Torre Eiffel a 57 metros de altura. La pista no es tan grande, sin embargo no hay otra que se le parezca. Toma tu tiempo porque las filas para entrar son muy largas, lo que sí está garantizado es que te enamoras (de tu pareja y obviamente de París) y sólo tienes que pagar el acceso a la torre para patinar. La pista abre desde mediados de diciembre hasta marzo.

4. La Famosa
rockefellercenterNo hay invierno que no se hable de la pista del Rockefeller Center, en Nueva York. La hemos visto en películas, programas de televisión y publicidad de la Gran Manzana. La pista de hielo se encuentra en la Quinta Avenida, a los pies del Rockefeller Center junto al enorme árbol navideño que es uno de sus atractivos. Tiene la capacidad para albergar alrededor de 150 patinadores al mismo tiempo. La mala noticia es que siempre hay unas enormes filas de espera, así que hay que llegar temprano.

5. La de película
Seguramente habrás oído hablar de la película Gorky Park, un drama estadounidense, estelarizada por William Hurt, que tiene lugar en el Parque Gorky, una de las zonas verdes más grandes de Moscú en verano. En este parque se encuentra el Lago de los Patriarcas que durante el invierno se convierte en una de las pistas de hielo más visitadas de la ciudad. Por cierto que aunque la película se hizo inspirada en este parque, en realidad se filmó en Finlandia.

IMG_0347

El placer de deslizarse por el hielo no conoce edades, ni distancias; los aficionados opinan que es una de las mejores sensaciones del invierno, sobre todo cuando se trata de las más famosas. ¿Cuál te gusta más?