BUSCA LAS ALDABAS DE SAN MIGUEL

Ciudad llena de detalles donde uno se siente muy mexicano. Así describiría a San Miguel de Allende, pues aún no llegábamos y ya la carretera de curvas nos llevaba por una región semiárida de enormes cactus y nopales, tan icónicos del país. Una vez en las calles del centro, los caminos son pedregosos y las casonas de colores surgen a cada paso, con hermosos trabajos de hierro en los ventanales y puertas de madera tallada.

Paseábamos admirando las muñecotas de tres metros de altura que rondan por el área, las cubetas llenas de flores, las artísticas cafeterías y los cuadros en las vitrinas de numerosas galerías. También están las aldabas (o picaportes), aquellas piezas de metal con que se toca a la puerta, que aquí no han sido reemplazadas por los timbres modernos (afortunadamente); de extrañas figuras, llenaron de misticismo y cierta elegancia nuestros recuerdos.

IMG_3545 IMG_3599 IMG_3677 IMG_3679 IMG_3541

Esos son justo los detalles a los que me refiero cuando hablo de San Miguel de Allende, y nos bastaba darles un vistazo para imaginarnos las historias que pudieron haber acontecido del otro lado de cada aldaba.

Leave a reply

Your email address will not be published.

Theme developed by TouchSize - Premium WordPress Themes and Websites