Está en Los Ángeles.Y sí, está pensado para hacerle la vida más amable a los famosos camino a Hollywood.

Siendo el aeropuerto de Los Ángeles, el famoso LAX, la puerta de entrada y salida de muchos superstars, no sorprende que finalmente el aeropuerto de la ciudad se haya decidido a abrir una terminal privada con suites, que mantenga muy de lejos a los curiosos y paparazis en busca de sus ídolos.

Esta terminal fue inaugurada en mayo pasado bajo el nombre de The Private Suite y quien pague el precio tiene literalmente una suite para su uso antes de tomar su avión, con atención personalizada que incluye el check-in, la revisión del pasajero y trámites migratorios.

Una vez realizados todos los trámites, el pasajero cuenta con una suite privada para disfrutar mientras espera la salida de su vuelo. Son una especie de apartamentos que ofrecen baño, cama y alimentos gourmet. Todos ofrecen vista a las pistas del aeropuerto e incluyen sala de estar una pequeña cocina con bebidas y snacks.

Cuando es hora de abordar, el pasajero es conducido en automóvil BMW directamente hasta su avión, algo similar a lo que ofrece el aeropuerto londinense de Heathrow.

Cada cliente cuenta con ocho empleados a su disposición: el que lo recibe, el que lo acompaña a su suite, dos que procuran su bienestar durante su estadía, quien los escolta en los puntos de control, otro que lo conduce al avión en el BMW acompañado por un séptimo empleado y el octavo que realiza los trámites y documenta equipaje ante la aerolínea del vuelo.

Además de figuras famosas de la farándula, se espera que también políticos y magnates hagan uso de esta nueva terminal, cuyo costo para grupos de hasta 4 personas es de $2,700 dólares si el vuelo es nacional y $3,000 si es internacional. Puede utilizarse tanto para salidas de la ciudad como para llegadas a Los Ángeles.