ESTE PANECILLO ENCANTA A LOS INGLESES

El Yorkshire Pudding, un panecillo horneado en forma de cuenco es muy disfrutado en todo el Reino Unido, tanto en ocasiones especiales como en las reuniones familiares de domingo.

Esta parte importante de la gastronomía inglesa no falta los domingos con el Sunday Roast (roast beef con papas) e incluso celebran el Día del Yorkshire Pudding el primer domingo de febrero de cada año.

Sus orígenes se remontan siglos atrás cuando el consumo de carne era un lujo e ingeniosamente los co cineros aprovechaban los jugos que soltaba el corte dejando que éstos gotearan sobre la masa colocada en la parte inferior del horno. De esta manera, los pudding se convirtieron en una deliciosa entrada. Hoy día se sirven como guarnición y en ocasiones se rellena con verduras, carne o, como se sirve en los pubs de toda Inglaterra, con salchichas y bañados en salsa gravy (conocidos como Toad in the Hole (sapo en el agujero).

Solo o acompañado, el Yorkshire Pudding es una delicia que bien vale la pena probar y adoptar en casa.

PREPÁRALOS TÚ MISMO

240 mililitros de leche
4 huevos 
200 gramos de harina 
1 pizca de sal
2 cucharadas de aceite vegetal

¿CÓMO PREPARARLO?

Mezcla con batidora eléctrica los huevos, la leche y la sal en un recipiente y dejar por diez minutos.
Gradualmente agrega la harina hasta que no haya grumos. 
Usando un molde para muffins, unta un poco de aceite en cada hueco. Meta el molde al horno, estando éste a 230C y manténgalo ahí hasta que el aceite esté caliente.
Agrega a la mezcla 2 cucharadas de agua fría y mezcle nuevamente. Luego rellen el molde hasta 3/4 en cada uno de los huecos y mete de inmediato al horno hasta dorar (usualmente toma 20 minutos).  
El Yorkshire Pudding es muy versátil y puedes servirlo de muchas maneras, aunque lo tradicional es que acompañe al roast beef inglés, bañado en gravy.

Leave a reply

Your email address will not be published.

Theme developed by TouchSize - Premium WordPress Themes and Websites