Abre bien los ojos, y observa lo que el mundo tiene que ofrecer; tan amplio como diverso, para recorrerlo hay que volar muy alto