Quizá sea la mas europea de todas las ciudades canadienses. Déjate conquistar por Quebec, una ciudad llena de tesoros históricos resguardados por un cordón de montañas y por las márgenes del río San Lorenzo.