Hay que disfrutar de un paseo por sus calles mientras se admira la belleza de sus edificios; conoce sus costumbres y claro la cordialidad de su gente.