Degusta su cocina de alto nivel o asiste conciertos, obras de teatro, festivales y eventos deportivos masivos. Melbourne es una ciudad llena de parques, jardines y arquitectura histórica, un lugar para todos los gustos.