Singapur es una gran metrópolis que se reinventa todos los días sin dejar de ser verde. No importa cuantas veces hayas estado en Singapur, siempre habrá algo nuevo o algún rincón por explorar la próxima vez que la visites.

La ciudad no para de crecer y de añadir más opciones turísticas, sin perder en ningún momento el verde que domina sus calles, parques y jardines.