Es cierto que hay muchas noticias negativas en torno a Irán en los medios de comunicación, pero se dirigen sólo a este país cuando algo malo sucede. Es muy fácil sentirse seguro, algo de lo que uno se da cuenta prácticamente en las primeras horas de viaje pues la gente de la calle que es realmente amable y hospitalaria con el viajero que los visita.