Así como el pasaporte es importante, la visa también es un requisito para entrar a un país, cómo es el caso de Rusia que la solicita a la hora de abordar el avión y por los agentes de migración cuando lleguemos al país. Afortunadamente, como mexicanos es muy fácil tramitarla en cualquier Embajada o Consulado ruso, gracias a las buenas relaciones que han sostenido los países.

Los mexicanos podemos hacer el trámite personal o impersonal (puede ser a través de tu agente de viajes). El tiempo que se tarda en expedir una visa es de siete días hábiles si es común y tres días en caso de que sea urgente.  Los precios varían de acuerdo a la categoría (turismo, negocios, etc.) y el tipo de visa (una entrada, doble o múltiple).

Es muy importante que tu pasaporte tenga vigencia mínimo de seis más, después de tu fecha de regreso. Especial cuidado son las fechas; la visa rusa toma en cuenta el día que llegas y el día de tu partida; si por alguna razón quieres permanecer más días, habrá que tramitar una extensión que conlleva tiempo y gastos adicionales, pero si no la tienes vigente, los agentes migratorios no te dejarán salir del país y te impondrán multas.

Sé precavido y no olvides revisar que la información sea correcta (nombre, fechas y propósito del viaje), de eso depende en gran medida que disfrutes esos días.

Udachnoy poyezdki! (¡Buen viaje!)

En la sección de Pasaporte, encontrarás información de sus dos grandes ciudades: Moscú y San Petersburgo.