¡Se acercan las vacaciones! Y si aún no tienes plan, te cuento de un lugar mágico e ideal para descansar y comenzar a tener el bronceado perfecto para el verano.

Hace poco tuve la oportunidad de conocer el Hotel Las Hadas de Manzanillo y debo confesar que mi experiencia fue deliciosa. ¿Pueden creer que en 6 años que tengo viviendo en Guadalajara, jamás había ido? Pues ni yo lo creo. Y es que tanto Puerto Vallarta como Manzanillo son playas muy visitadas por los tapatíos. Y aunque a muchos nos encante Vallarta por su vida nocturna y todos los rinconcitos que ofrece la ciudad, créanme, si lo que buscan es una playa para poder descansar realmente, disfrutar del sol, de la arena y un mar súper tranquilo, El Hotel Las Hadas es perfecto.

Su arquitectura de estilo morisca, los callejones que te llevan a las habitaciones y el color blanco de todo el recinto, te hacen sentir que estás fuera de la realidad. Y es que mientras dura tu estancia en el Hotel, realmente estás aislado del mundo, pues tienen numerosas actividades y absolutamente todos los servicios, haciendo que no tengas ninguna necesidad de ir a la ciudad.  Dentro de sus locaciones más populares destaca su famoso campo de golf con 18 hoyos y una playa privada caracterizada por tener un oleaje muy tranquilo con arena súper fina y dorada. Si vas sin niños, te recomiendo que reserves la habitación Brisas Beach Club o la Suite Fantasía, para que puedas tener acceso a su alberca privada y al lounge.

El día perfecto

Las Hadas se presta para que vayas en familia, pero también para que vayas ¡solo! ¿nunca has ido a la playa solo? Créeme, no te arrepentirás de la tranquilidad y lo a gusto que te vas a sentir.

¡Pasa el día en la playa! Disfruta de la sensación de la arena, el sol y la brisa del mar, claro siempre acompañado de una buen libro; Honey and Milk de Rupi  Kaur, con una bebida, su gin tonic es un must. Y si eres amante del golf, en verdad vale la pena que le dediques tiempo a su campo de golf, pues además de que sus vistas son realmente hermosas, esta catalogado como uno de los mejores del país.
Para terminar tu día, cena un riquísimo corte en El Terral y disfruta de una de las mejores vistas de Manzanillo y el mar.

Así que si no sabías que hacer en Semana Santa ¡ya lo sabes! Solo o acompañado, en Las Hadas el tiempo transcurre de un modo diferente, es el mar y el encanto del lugar, los que te dicen como pasar el día.