Entre las historias que se cuentan de París, hay una que dice que por debajo de las calles deambulan almas que no han podido encontrar descanso, muchos creen que es por la forma en que llegaron a lo que hoy son conocidas  como las catacumbas.

Sus inquilinos no son tan famosos como los de Père-Lachaise y Montparnasse, pero las Catacumbas o Les Carrières de Paris (canteras de París), tienen una historia muy interesante rodeada de leyendas negras e insólitas.

catacumbaPor si no lo sabían, las Catacumbas es un cementerio que corre a lo largo de unos 300 kilómetros de túneles subterráneos por la ciudad de París, la misma por la que caminamos cuando visitamos esa ciudad.  l’ossuaire municipal, como es su nombre oficial, no nació con ese fin, los túneles sirvieron para construir gran parte de los monumentos y edificios que admiramos, pero desde el siglo 18 se usaron para guardar restos humanos.

La expansión de la ciudad, así como epidemias y enfermedades que azotaron a la población por el año de 1786, hizo que se saturaran los cementerios sin posibilidad de construir más. Fue entonces que el General de Policía de París, dio la orden de trasladar —discretamente— los restos humanos de las fosas a Les Carrières. Esta tarea se hizo durante varias décadas, ya que tendrían que depositar más de seis millones de osamentas a lo largo de los túneles.

Aunque los primeros años eran sólo un almacén de huesos, fue para 1810 que se convirtieron en cementerio, después de que acomodaron las osamentas, llevaron lápidas de otros panteones cementerio y  pusieron cruces.

UNO DE LOS 10 SITIOS MISTERIOSOS MÁS VISITADOS DEL MUNDO

historic-underground-catacombs-parisLas historias en torno a las Catacumbas se siguen contando; se habla de misteriosas fiestas, fenómenos paranormales y gente que se ha extraviado por entrar clandestinamente, que dicho sea de paso es un acto ilegal y puede costarte una multa o un arresto.

Lo mejor es contratar un tour autorizado de la sección abierta al público, y seguir todas las indicaciones para no correr el riesgo de perderte, porque a pesar de que hay letreros de las calles que están arriba, no deja de ser un laberinto. La industria del misterio sigue generando más turismo, y ahora resulta que las Catacumbas de París ya están entre los diez sitios misteriosos más visitados del mundo. ¿Se lo habrá imaginado Víctor Hugo cuando habló de ellas en Los Miserables?