En pleno ascenso hacia el sitio arqueológico que atrae a turistas de todo el mundo, se encuentra este hotel que me llamó mucho la atención por su cuidadosa arquitectura y decoración para dar arropar al huésped en un espacio que realza la grandeza del pueblo inca sin renunciar a estándares de gran lujo.

Estas son las fotografías que tomé del hotel en mi visita a sus instalaciones para que puedas apreciar sus cualidades y considerarlo en tu viaje al Valle Sagrado si deseas un alojamiento para recordar el resto de tu vida.

Para mi, el SumaQ y su entorno son tan mágicos que lo recomendaría para lunas de miel. ¿No te parece?

PERÚ EN TRES TIEMPOS