Es tiempo de pisar la blanca nieve, tomarla entre manos y retratarla en ciudades, valles y montañas. Hemos seleccionado los destinos que son garantía de unas vacaciones inolvidables, bajo el manto de blancura invernal.

LOS ALPES EN BAVARIA, Alemania, son escenario ideal de tu cuento o leyenda revestida de blanco. ¡Es fácil protagonizar la historia con edificios medievales y castillos como el de Neuschwanstein, que inspiró a Walt Disney para el suyo. A 90 kilómetros está Innsbruck, Austria. Hay que ver cómo ahí los Alpes se levantan abruptamente hasta el cielo. ¡Y si algo sobra es nieve!

ESTE ES EL LUGAR por excelencia para esquiar en Estados Unidos. Tiene abundante nieve en sus 4 montañas y ofrece alojamientos de todo tipo, donde te puedes sentar a la chimenea y tomar algo caliente. Espera también compras de lujo, opciones de sobra para comer y hacerla de paparazzi ¡con tanta celebridad que ahí suele pasar sus vacaciones!

Aspen

LA CIUDAD Y EL PARQUE Banff están enclavadas en las Rocky Mountains canadienses. Alucina tanta belleza con glaciares, lagos, valles y montañas vestidas de nieve. Aquí está el impresionante Lago Moraine que aparece en los billetes de 20 dólares. Y abre bien los ojos porque en algún sendero puedes ver tu camino venados y ciervos.

EL AVENTURERO que llevas dentro se verá recompensado con las asombrosas formaciones de hielo y nieve en los confines del mundo: la Patagonia argentina. Dentro del Parque Nacional Los Glaciares está el famoso Perito Moreno, el impresionante glaciar de 5 kilómetros de largo levantándose sobre las aguas a una altura de 60 metros. 

SI TIENES VENA ROMÁNTICA camina por la bella Praga, una de las más fotogénicas de Europa. Imagínala cubierta de nieve, con las torres góticas del casco antiguo, sus farolas y la niebla como manto de escenario invernal. Muy recomendable para ir en pareja y disfrutar la ausencia de turistas. ¡Praga sola para ustedes dos!

QUÉ LLEVAR PARA LA NIEVE