EL FATHOM de Carnival, que hiciera historia en 2016 por ser el primero en llegar a la isla tras años de embargo, se estará retirando de la ruta a partir de este verano. Que no cunda el pánico: ya hay muchos otros cruceros con itinerario en Cuba.

QUIEN NO RECUERDA el júbilo que ocasionó aquel histórico 1 de mayo de 2016 cuando la embarcación Adonia de la compañía Fathom zarpó de Miami, Estados Unidos, a las 16.05 hora local de este domingo 1 de mayo de 2016. El destino: La Habana. Casi una novela de ficción que se hacía realidad, entre pasajeros que difícilmente podían creer el histórico viaje. Por supuesto no podían faltar los cubanoamericanos que pudieron obtener los papeles para hacer el viaje y visitar su “madre patria”.

Así cubrió durante todo un año travesías de siete noches con escalas en La Habana, Cienfuegos y Santiago de Cuba, entre salsa, mojitos y mucho sabor caribeño. Pero todo ello ha llegado a su fin, dado que el barco regresará a Europa a cubrir otros itinerarios.

Cabe destacar que este barco tenía por convenio con las autoridades de la isla que sus pasajeros tendrían actividades culturales, entre los que incluían enseñar inglés a niños y ayudar en tareas de construcción de vivienda, algo que no necesariamente atraía a todos los pasajeros.

Por lo pronto, la misma Carnival Cruises (a la que pertenece Fanthom) ha anunciado el ingreso a Cuba de otra de sus marcas: Holland America, a partir de diciembre. Su competencia, Norwegian Cruise Line y Royal Caribbean ya tienen itinerarios incluyendo La Habana, Cienfuegos y Santiago de Cuba.

Los cruceros han ido en aumento durante este primer año de apertura dado que los cruceros tienen la ventaja de que sus pasajeros no necesitan alojamiento en tierra, algo que sí ha  afectado a las aerolíneas ya que la isla está enfrentando un déficit de habitaciones de hotel ante el creciente  turismo.