Tus ojos no dan crédito cuando admiras el paisaje del pantano rojo más grande del mundo.

El Paseo Panorámico Nacional de la Playa Roja de Panjin se encuentra en la ribera del río Liaohe y en la costa de la Bahía de Bohai, en China. Es el pantano rojo más grande del mundo, reconocido por su particular línea costera roja, sus abundantes recursos naturales de pantano y sus pobladas ciénagas de juncos.

La “Playa Roja” es un lugar panorámico de clase AAAA, con la segunda tasa más alta de visitas turísticas del país. Recibe más de 1 millón de visitas de locales y extranjeros cada año, entreteniendo a sus visitantes con una extensión ilimitada de playa llameante, decenas de miles de alegres aves acuáticas y un vasto mar de juncos que hace olas. Una combinación perfecta de ambiente natural y paisaje humano.

La maravillosa vista es creada por las suaedas que cubren el pantano y se vuelven de color rojo cada verano y otoño por la penetración del álcali y el remojo en una solución salina. Un mar rojo que se extiende en una línea sin fin.

Otro atractivo es la ciénaga de juncos más grande del mundo, que aloja una variedad de animales y plantas salvajes. Aquí usted puede observar un puente de caballete que abre su camino hacia el mar y se funde con el cielo, como una ola en dirección al mar abierto. Al caminar por el puente, usted puede disfrutar de la visión de la playa roja y las ciénagas de juncos a ambos lados, escuchar el canto de las aves migratorias y sentir el poder natural del vasto mar.

El Paseo Panorámico Nacional de la Playa Roja de Panjin tiene diez lugares con vistas panorámicas. Comienza a volverse rojo cerca de mayo y cambia de manera gradual de rojo a púrpura hasta octubre, por lo que la mejor época para visitarlo es de mayo a octubre.

Se busca que todos los visitantes se lleven un hermoso recuerdo de allí. El Paseo Panorámico Nacional de la Playa Roja de Panjin está mejorando su servicio a través de la digitalización y el viaje inteligente, brindando servicio para la construcción de una ciudad moderadamente desarrollada en Panjin. En el abrasador verano, venga al colorido Panjin, dese el gusto en la frescura y renuévese en el pantano.

PASO DE AVES MIGRATORIAS

Cada otoño, la Playa Roja de Panjin, en el noreste de Bahía de Bohai en China, se llena de aves migratorias. Casi 100 especies de aves exóticas, incluyendo grullas de corona roja, grullas blancas, cigüeñas orientales blancas y gansos y patos salvajes, se detienen en la marisma con el propósito de descansar y reponer fuerzas mientras transcurre el invierno.

Con las mejoras a la ecología local muchas más aves han elegido pasar los inviernos allí, lo que convierte al humedal en un paraíso de pájaros. Es el lugar más septentrional donde las grullas de corona roja pasan el invierno. Al contrario de lo que su nombre indica, la Playa Roja no es una playa de arena. Es la marisma mejor preservada del mundo y ocupa una posición importante en el estudio de la biodiversidad y la preservación de humedales. Unas 287 especies de aves, que incluyen docenas de preciosas aves marinas tales como los cisnes blancos, las garzas boyeras, las cercetas y los gansos-cisnes habitan en esta marisma. Es también el entorno de cría de la gaviota de Saunders y la foca manchada.

En una clasificación realizada por autoridades de turismo de China, la Playa Roja de Panjin se ubicó en el primer grupo de destinos ejemplares para el turismo de humedales en China. Haciendo gala de una superficie de hasta 3.149 kilómetros cuadrados, es el mayor humedal el mundo. Cubierto por suades (especie de sargadilla local) de color rojo carmesí que se expanden en dirección al mar a razón de 50 metros por año, el humedal tiene una belleza distintiva ya que las suades comunes en todas las áreas costeras del mundo son de color verde. Los residentes locales consideran al humedal como un tesoro de la madre naturaleza.

A fines del otoño, la densa marisma se torna de un rojo brillante. La mejor época para viajar a Playa Roja es durante los meses de mayo a octubre. El paisaje multicolor ofrece una fiesta a los ojos. Además de la marisma roja, hay juncos verdes, petróleo crudo negro, océano azul, espigas de arroz doradas, cangrejos grises y gaviotas blancas. El aire limpio, rico en iones negativos de oxígeno, es muy refrescante.

La municipalidad de Panjin ha invertido mucho para desarrollar un destino turístico all-in-one. Sus instalaciones, que incluyen aguas termales, casas de huéspedes, el Museo del Arroz y restaurantes, son de fácil acceso.