Cuando te aventuras más allá de Occidente, las reglas de etiqueta cambian hasta en cuanto a si dejar o no comida en un plato. ¡Bien dicen que los viajes ilustran!

JAPÓN

A LOS NIPONES, aunque prósperos, si algo les saca el samurái que llevan dentro es el desperdicio de cualquier tipo y hasta tienen una palabra para el arrepentimiento por despilfarrar: mottainai. Así que en casas y restaurantes no se sirven los platillos en grandes porciones porque más vale asegurarse de que todo se aproveche. No por nada el restaurante Hachikyo, en Sapporo, impone un cargo extra a quien no coma todo lo que ordenó: “por respeto a los pescadores que arriesgan su vida para traer a la mesa los alimentos”. Así que está claro que dejar algo en el plato en Japón representa una grosería.

INDIA

LOS ALIMENTOS son sagrados y dejar algo en el plato es una falta de respeto. No tienes que probar de todo pero lo que te sirvas, más vale que lo termines. Si te insisten una y otra vez que pruebes algún platillo de la mesa, tómalo como muestra de afecto.

TAILANDIA

CADA QUIEN toma una porción de los platillos del centro de la mesa, pero solo lo que uno pueda comer. Curiosamente aquí se usa el tenedor y la cuchara; el primero para arrimar el bocado y el segundo para llevarlo a la boca.

CHINA

COMERSE TODO es señal de que la persona se ha quedado con hambre y que el anfitrión es un tacaño y no fue lo suficientemente generoso. De modo que te sirven más y más… hasta que dejes algo.

RUSIA

IGUAL QUE en China, dejar el plato limpio es mal visto y es común que insistan que repitas, pero puedes declinar felicitando a quien haya cocinado.

MEDIO ORIENTE

PREPÁRATE A comer en abundancia y no dudes que insistirán en que pruebes de todo hasta saciarte. Igualmente los árabes ven mal que dejes el plato rechinando de limpio. Algo más: no uses en la mesa la mano izquierda, considerada impura.

Para los árabes y los indios la mano izquierda es impura por lo que desde pequeños se les enseña a comer con la derecha.