Están en Kuala Lumpur, Malasia, y se ven más impresionantes que en las películas de acción donde han sido protagonistas.

FUERON LAS MÁS ALTAS del mundo por 6 años hasta que en 2004 las rebasó el Taipei 101, de Taiwán. Eso sí, las Petronas mantienen la supremacía en la categoría de gemelas, además de que son muy famosas gracias a las cintas que se han filmado ahí como La Emboscada (1999) protagonizada por Sean Connery y Catherine Zeta-Jones.
Cuando las vi con mis propios ojos sentí la misma emoción de cuando tuve frente a mi a la Torre Eiffel en París. Hechas de acero inoxidable y vidrio en patrones islámicos, los dos edificios simbolizan la modernidad de la capital malaya, que alguna vez solo fue un pueblo minero.

Debo decirte que las fotos no le hacen justicia a las Petronas porque apenas teniéndolas de frente se aprecian los detalles de ingeniería y arquitectura que las hacen tan peculiares, especialmente el pasillo elevado de 60 metros que las conecta en el piso 41. De hecho, fue más emocionante estar en ese corredor por diez minutos (que es lo que te permite el tour de visita) que cuando llegamos al piso 86 que tiene una vista impresionante de la ciudad y el edificio gemelo que está a la misma altura.

Los 88 pisos de cada torre pesan el equivalente a 42,857 elefantes (300 mil toneladas) y fueron construidos en apenas tres años. El diseño es obra del arquitecto argentino Cesar Pelli, el mismo que diseñó en Ciudad de México el St. Regis y unas torres gemelas de departamentos en Polanco, que por cierto me recuerdan mucho a las Petronas.
La visita es de aproximadamente una hora Al regresar al nivel de calle, me esperaban parques, centros comerciales y mucho no podía perderme la tienda de souvenirs y continuar descubriendo Kuala Lumpur.