El glaciar Perito Moreno merece el viaje a Argentina. No hay duda: ¡te asombrará!

USUALMENTE DE DÍFICIL acceso, los glaciares son grandes masas de hielo en territorios remotos o accidentados que precisan una odisea para llegar a ellos. La excepción a la regla es el Parque Nacional Los Glaciares, en la provincia de Santa Cruz, en Argentina. Y no es cualquier cosa, pues se trata de la mayor capa de hielo fuera de las áreas polares.

Basta tomar un vuelo regular de Buenos Aires a Calafate y de ahí trasladarte en hora y media por tierra hasta el parque. En él tienes la opción de admirar el espectacular glaciar Perito Moreno con miradores desde distintas perspectivas, o subirte a un catamarán y recorrer el Lago Argentino para apreciar de cerca los caprichosos surcos y sentir el frío de la nieve hecha hielo.

Su nombre se debe al naturalista y explorador argentino Francisco Pascacio Moreno (1852-1919), quien realizaba labores de peritaje sobre la definición de la frontera entre Chile y Argentina, a la altura de la Patagonia. Curiosamente, él nunca llegó a conocer el majestuoso glaciar que lleva su nombre y que hoy es uno de los más conocidos en el mundo.

Con un frente de 5 kilómetros esta maravilla natural se levanta 60 metros sobre el nivel del agua y destaca entre los 356 glaciares de la zona protegida de 600 mil hectáreas.

Algo significativo es que se trata de un glaciar en avance, llegando a tocar la Península de Magallanes e interrumpiendo el flujo del agua que corre del Lago Rico al Lago Argentino. De ahí que de vez en cuando el hielo ya no logre contener el deshielo que baja por el Rico y se presenten espectaculares rupturas. Si tienes suerte, te puede tocar ver estos desprendimientos.

Una vez entre glaciares, te darán ganas de seguir hacia el sur y llegar al “fin del mundo”. ¡Así que arma antes tu plan!