En la calidez de una reunión tan familiar, a quién no se le antoja un pumpkin pie recién horneado, es por eso que conseguimos una receta casera y muy fácil de preparar, incluido el puré de calabaza.

Si hay una fiesta de verdad tradicional en los Estados Unidos es la de Thankgiving o Acción de Gracias, festejo que inicio hace más de 400 años por las colonias americanas como una fiesta de la cosecha, por esa razón muchos de los platillos tradicionales están hechos con los productos  que se recolectan en esta temporada. Un claro ejemplo es la calabaza y por eso el pumpkin pie o pay de calabaza no debe faltar en la mesa de nadie.

EL PURÉ, MÁS SENCILLO DE LO QUE  PARECE

Para hacer unos 450 gr. de puré, necesitamos una calabaza de castilla (de las naranjas) mediana, partida en trozos. Con la cáscara hacia abajo, horneamos estos pedazos en una charola tapada con papel aluminio por aproximadamente una hora, o hasta que comprobemos que la pulpa ya está suave como para machacarla o ponerla en un procesador.

El CORAZÓN DEL PASTEL: EL RELLENO

pumpkin over white background450 gr. de puré de calabaza.

3 huevos

1 1/2 cucharaditas de canela en polvo

3/4 cucharadita jengibre en polvo

Una pizca de nuez moscada y otra de sal molida

1/4 cucharadita clavo en polvo

1 taza  de leche

175 gr. de azúcar moscabada

En un recipiente mezclamos todos los polvos: canela, jengibre, nuez moscada, sal, clavo y azúcar.

En un molde más grande se baten los huevos y se agrega el puré, la mezcla de polvos y la leche, hasta integrarlos perfectamente. Comprueba sabores.

CON LAS MANOS EN LA MASA

Homemade Delicious Pumpkin Pie made for Thanksgiving

150 gr. de harina

50 gr. de mantequilla blanda

1/2 cucharadita de sal

7 cucharadas de agua fría

Se mezcla la harina con la sal y después la mantequilla; con las manos hay que integrar todos los ingredientes y se le añade poco a poco el agua hasta que podamos formar una bola sin grumos.

Le ponemos mantequilla y harina a nuestro molde (los típicos redondos de pay) y colocamos nuestra masa que previamente extendimos con un rodillo.

AL FUEGO

En esta base vamos a vaciar la mezcla de calabaza y lo horneamos durante unos 50 minutos. En el transcurso de ese tiempo, la casa se llenará de los ricos olores de las especies y tendremos esa calidez de hogar que a todos nos gusta.

Se puede servir con helado de vainilla o de crema chantilly, pero en este tipo de reuniones no hay mejor acompañamiento que la familia. ¿Qué opinan?