Paisajes en tonos ocre, suaves atardeceres y hojas cubriendo los caminos; al ocaso de la naturaleza, el otoño nos seduce con su aire melancólico, y en estos lugares del mundo podemos contemplarlo en todo su esplendor.

Londres con el toque otoñal

HYDE PARK, el parque más famoso de Londres, parece coloreado en intensos anaranjados y amarillos durante el otoño. A pocos pasos del Palacio de Buckingham y el de Kensington, el Hyde Park es alegre, romántico y hechizante; basta ver esta imagen para imaginarse por sus senderos con vista a las curvas del lago Serpentine, pisando miles de crujientes hojas en tranquilas caminatas, o arriba de una bicicleta, como si fuera el pasaje de una novela.

Aspen amarillo

Maroon Bells 2

Justo al norte de Aspen, el otoño pinta de amarillo los paisajes de White River National Forest, y su intenso color se entremezcla con los lagos y los picos nevados. Los visitantes practican senderismo, mientras disfrutan de estar en contacto con la naturaleza en plena región de álamos temblones de Colorado, y de las ráfagas de viento fresco que corren entre las colinas.

Voir le colours en Québec

430

Salpicados por lagos y ríos, miles de kilómetros cuadrados explotan en tonos rojos y ocres en los bosques de la provincia canadiense de Québec. Grandes parques nacionales, como Mont-Tremblant (al norte de Montreal), se cubren en hojas de arce, a lado de pintorescos poblados. Aquí la actividad de contemplar la coloración otoñal tiene un nombre: Voir les colours!

Atardecer de la Toscana italiana.

Toscana-italiana

Viñedos cubiertos de dorado en pueblos como Chianti; bosques de hayas y castaños moteados de color ocre, y colinas que al atardecer parecen pinturas de grandes artistas: la Toscana italiana es única en esta época del año. Por eso no nos sorprende que incluso se organicen viajes en grupo, sólo para pintar los paisajes de esta región cuna del mismo Miguel Ángel.

Románticos ocres de Brujas 

Flemish style building reflecting in Minnewater lake, Bruges, Belgium

En Brujas, la ciudad encantada por excelencia, el Minnewater Park colma de romance a quienes le pasean, pisando las hojas que cubren caminos y jardines, y cruzando los tranquilos canales de agua. Y aunque es bello en cualquier época del año, los colores beige y anaranjado armonizan con las construcciones y los puentes de esta ciudad belga encantada, especialmente frente a su gran lago rectangular.

Un espacio sagrado en Kyoto 

Reflection of the Autumn
Los colores forman parte importante dentro de la cultura japonesa; la asociación que se les ha dado a través de siglos se muestra en los rituales, vestidos y por supuesto en la religión. Quizás por esa razón construyeron el templo budista Daigo-ji en un lugar de especial belleza, sobre todo en esta estación del año, cuando la naturaleza adquiere unos suaves tonos rosados que invitan a la reflexión.

El esplendor histórico de Cappadocia 

Fall in Cappadocia

Las extrañas formaciones rocosas que el tiempo ha modelado a lo largo de los años, le han dado a Cappadocia, Turquía, una grandiosidad única. Comparada con la escenografía de un cuento de hadas o con un paisaje lunar, la mejor forma de admirarlo es sobrevolando el área en un globo aerostático durante el amanecer y si es en otoño, los colores ocres y rojizos brillan con los primeros rayos del sol. Un paseo para nunca olvidar.

Los colores que pinta la Monarca en México 

Reserva de Biosfera de Mariposa Monarca, Michoacn (Mxico)
Racimos de mariposas cuelgan de las ramas del árbol de Oyamel en los estados de México y Michoacán; después de recorrer miles de kilómetros desde Canadá y la Unión Americana, las monarcas llegan cada noviembre a la Reserva de la Biosfera en México, donde han encontrado un ambiente propicio para su reproducción, y es cuando los bosques se tiñen de los colores negro y naranja de la mariposa; otro milagro de la naturaleza.

Un regalo a la vista del norte estadounidense 

forest-mountain-river-93256

Aunque se pueden hacer varias actividades recreativas, la mayor parte del tiempo se te pasará contemplando los paisajes del White Mountain National Forest, una de las maravillas naturales de los estados de New Hampshire y Maine, muy cercano a las ciudades de Boston y New York. El parque tiene muchos lugares para visitar, entre sitios históricos y desierto, pero lo que ha cobrado mayor importancia son los paseos panorámicos durante el otoño, para ver las tonalidades que adquiere el follaje, algo ya reconocido a nivel mundial.

UN OTOÑO MUY REAL EN PARÍS

Avenue of trees in autumn leading to the Musee du Louvre in Paris France

Cuando la reina Marie de Médicis mandó crear los Jardines de Luxemburgo, seguramente se imaginó ver desde una ventana del palacio las tonalidades naranjas y amarillas que adquieren los árboles en el otoño. Gracias a ello, ahora los parisinos disfrutan de este paisaje mientras pasean entre las esculturas y ven sus reflejos dorados en el estanque, o simplemente buscan un rincón tranquilo donde sentarse a leer y tal vez a enamorarse, después de todo ¡es París!

CENTRAL PARK, UNA BELLEZA DE TONOS OCRES 

Central Park Autumn and midtown skyline over lake in Manhattan New York City

¿Qué tiene Central Park que a todos nos gusta? Si en todas las épocas fascina, el otoño llega con su aire fresco a llenar de hojas naranjas y marrones todos los caminos del parque; eso no impide que los neoyorquinos sigan recorriendo los alrededores del lago Jacqueline Kennedy Onassis Reservoir y atraviesen el Bow Bridge lleno de hojarasca, y aunque en Strawberry Fields el mosaico con la palabra  imagine de John Lenon se pierda, eso no importa, es parte del encanto de esta estación