Josie Pepper es un robot humanoide muy inteligente y ha llegado al aeropuerto de Munich para orientar a todos sus pasajeros, gracias a su inteligencia artificial.

ESTE AÑO COMENZÓ a recorrer los pasillos de la terminal 2 de este aeropuerto alemán, dando la bienvenida y resolviendo todo tipo de dudas sobre tiendas, restaurantes y operaciones de vuelo.

Ella está en fase piloto, mientras las autoridades estudian cómo se sienten los pasajeros acerca de su desempeño. El “cerebro” de Josie contiene un procesador de alto rendimiento con acceso a internet WLAN. Esto crea una conexión a un servicio en la nube donde el habla se procesa, interpreta y vincula a los datos del aeropuerto, por lo que no solo se trata de textos predefinidos. Con su capacidad de aprendizaje, responde cada pregunta individualmente.

En Japón y otros países, Josie Pepper y sus colegas robóticos a menudo se ven en tiendas, aeropuertos y lugares similares: en las tiendas dan la bienvenida a los clientes, responden preguntas, aceptan quejas o incluso asesoran sobre el mejor tipo de café. Mientras el robot está hablando, sus grandes ojos redondos brillan de un color verde y agita los brazos. Sus manos y dedos tienen articulaciones separadas, parecidas a las de las personas. En lugar de piernas, se mueve con los rodillos.

Las tecnologías de inteligencia artificial basadas en la nube de IBM Watson Internet of Things (IoT) están detrás de las capacidades de Josie Pepper. El robot en sí, que mide 120 cm de alto, fue desarrollado por SoftBank Robotics.

La dama robot recibió el nombre “Josie Pepper” al llegar a Munich, inspirada en el nombre oficial del aeropuerto “Franz Josef Strauss”, por el aeropuerto de Munich y el personal de Lufthansa.