Mérida, la Ciudad Blanca, evidencia en su alma tres tiempos: la época prehispánica, la colonia y el Porfiriato. Caminar por sus calles es fuente de inspiración, que invita a la poesía. En estas fotografías dejamos constancia de la belleza de la capital de Yucatán. Si la visitas, ten por seguro que querrás volver.