Esta región especial de China, a 70 kilómetros de Hong Kong, fue un puerto comercial importante en la Ruta de la Seda y colonia portuguesa. Hoy es el centro de juego más importante del mundo y hace palidecer a Las Vegas con los miles de millones de dólares que ahí se juegan.

CHINO Y PORTUGUÉS A LA VEZ
EL CENTRO HISTÓRICO es Patrimonio de la Humanidad, con edificios coloniales que evocan a ciudades portuguesas e incluye arquitectura barroca colonial como se aprecia en Sao Domingos, la primera iglesia cristiana en China. También su gastronomía es una fusión de lo oriental con los platillos portugueses, como la tarta de huevo.

A TODO LUJO
EN MARZO abrirá aquí el 13 hotel y será el más lujoso del mundo con espacios que rivalizan los interiores de Versalles, en 200 suites decoradas al estilo Luis XIII. Los huéspedes tendrán un elevador personal, un Rolls-Royce con chofer y un mayordomo las 24 horas. Aún no se dan a conocer las tarifas pero se cree que podrían alcanzar precios estratosféricos.

DOBLE RUEDA, DOBLE DIVERSIÓN
EL HOTEL Y CASINO Studio City tiene la primera rueda de la fortuna en forma de número 8 del mundo. Suspendida entre sus dos torres, se accede a la Golden Reel desde el piso 23. Otros récords mundiales en Macao son el hotel casino más grande (The Venetian) y el bungee jump más alto desde la torre Macau a 233 metros de altura.

JUEGO EN SERIO… Y SIN ALCOHOL
En Las Vegas se juegan $11 billones de dólares anualmente, pero en Macao asciende a más de $28 billones (¡y no causa impuestos!). El mínimo para arriesgar en mesas es de $36 dólares en adelante ($3 en Las Vegas) y se prefiere el baccarat a las tragamonedas (como sucede en Las Vegas). Otra diferencia es que en los casinos de Macao está prohibido el alcohol.