Francia, es un territorio para descubrir más allá del Louvre y la torre Eiffel en la ciudad de la luz.

Sus costas norte y sur, desde Normandía a Bretaña, y atravesando hasta el sur para llegar a Marsella, están conectados por un servicio de trenes TGV, que permite en sólo un par de horas, desplazarnos a lugares extraordinarios. ¡Y, como siempre, queremos contarles acerca de algunos de nuestras ciudades favoritas para recorrer!

Marsella

Esta hermosa ciudad, ubicada en el sudeste de Francia, al borde del mar, es la más antigua de Francia, cuenta con más de 4 siglos de historia. Es una ciudad cultural, de múltiples colores, vitalidad y asombrosos días soleados. Pasear por sus calles y disfrutar la Opera, ir de compras y elegir los aromas preferidos de sus tradicionales jabones, es parte de la visita. Además, hay que visitar la gruta Croquer con sus pinturas paleolíticas, y disfrutar la arquitectura de la Abadía San Víctor y la basílica de nuestra Señora de la Garde, antes de llegar a la playa de catalans y las del parado, para disfrutar de la arena en los pies o bucear. Y los fuertes San Nicolás y Saint Jean te sorprenderán con su majestuosidad. ¡La radiante ciudad de que vio nacer al gran arquitecto Corbusier los espera para que disfruten también de su belleza y el Museo de Arte contemporáneo construido en 1952!

 La Rochelle

Ubicada en la región de Poitou-Charentes, por su posición geográfica fue estratégica en los tiempos de guerra, es la histórica cuna de la resistencia protestante en la época del cardenal Richelieu y Luis XIII. Los arcos de sus calles son testimonio de siglos del mejor coñac francés, y nos deleita con sus torres medievales a la entrada del mar, para descubrir sus secretos. Una ciudad mágica que te deja sin aliento y que, además si eres un amante de la adrenalina te permite disfrutar de acrobacias en el aire con renombrados clavadistas de altura.  ¡El espíritu de esta ciudad es el Atlántico, y su modo de vida es sólo placer!, es un lugar heroico por su historia, cuenta con el Hotel de Ville, elmás antiguo de Francia, y con numerosos monumentos que son vestigios de la Segunda Guerra Mundial.

Saint Malo

Ubicada en Bretaña, la denominada “Ciudad de los corsarios”, cuenta con 83 monumentos históricos, entre los que destacan la catedral de San Vicente y, por supuesto el Château de Saint Malo y los fuertes Nacional (el antiguo fuerte real) y el Petit Bé. Imperdible es también, realizar un paseo por el parque del puerto Breton y al Aquarium, que es el segundo lugar turístico más visitado en Bretaña. Y, desde luego, disfrutar un espectacular atardecer caminando por las ramplas de la ciudad y la espectacular playa Du Sillon.

Rochefort-en-Terre

¡Gracias a nuestra amiga Elodie Collombet,  del Hotel Intercontinental Le Grande de Paris, descubrimos que es la ciudad preferida por los franceses!. Situado cerca de Vannes, es un pequeño pueblo medieval en la zona de Bretaña. La visita a su castillo y los jardines que lo rodean, así como la épicerie tradicional, junto al campanario de la Iglesia, son todo un viaje en el tiempo para descubrir este bello lugar. A tan sólo dos horas de Paris, vale la pena disfrutar del territorio francés donde se mezclan las culturas y se siente la herencia celta entre los paisajes salvajes y su gastronomía de Bord de Mer.

Siempre que viajes a Francia, no dudes en contactarnos, en París SVP seremos tu propio Concierge y te ayudaremos con todos los detalles para recorrer Francia. Para más información escríbenos a: contact@paris-svp.com, o bien, a la Agencia Prego Viajes: promo@pregoviajes.com. ¡Cuidaremos con gusto cada detalle de tu viaje y tu estadía!