guardia-del-palacio-de-buckingham-londresPocas capitales ofrecen tanto al visitante como Londres, fascinante por su pasado y su apuesta al futuro. swirl-1131830_1280

CAPITAL HEREDERA DEL IMPERIO más extendido que jamás haya conocido el hombre, Londres sigue fascinando por su monarquía, sus instituciones y monumentos. No por nada es uno de los destinos más visitados del mundo, con 19 millones de turistas extranjeros anualmente.

El Londres de la realeza

La mayoría comienza por supuesto con el símbolo más visible del reinado: el Palacio de Buckingham. Este majestuoso edificio de 1703 es la residencia oficial en cuyo techo ondea la bandera real cuando la reina Isabel II está presente. Se puede admirar el cambio de guardia, que es todo un espectáculo (de abril a julio), así como los fastuosos salones reales donde se celebran actos oficiales (abiertos al público de julio a septiembre).

Palacio de Buckingham

Palacio de Buckingham el día de la visita del presidente mexicano, donde se reunió con la reina Isabel II.

Un palacio que puedes visitar casi en su totalidad es el de Kensington, dentro de Kensington Gardens, en Londres. Fue hogar de la monarquía por más de 300 años, incluyendo la reina Victoria y Lady Diana. En ella se aprecian los majestuosos salones y se conoce la historia de la realeza. Actualmente varios de sus espacios se rentan para eventos que van desde pasarelas de moda hasta bodas.

comedor-kensington-palace

Interior del Palacio de Kensington, en Londres.

Para admirar el lugar de las coronaciones de los reyes y otras ceremonias de importancia hay que dirigirse a la Abadía de Westminster, un hermoso ejemplo de arte gótico inglés temprano (terminado en 1300); ahí están sepultados 17 monarcas y forma parte de los Royal Peculiars, lugares de culto cristiano presidido por la propia monarquía. En su interior aún conserva el Trono de Coronación de San Eduardo, del siglo 11. Fue aquí donde se realizó el funeral de la Princesa Diana de Gales.

Interior de la Abadía de Westminster

Interior de la Abadía de Westminster

Big Ben y Westminster Abbey

En primer plano el Big Ben, que se encuentra a corta distancia de la Abadía de Westminster, vista aquí desde un costado.

cita-londresA unos pasos, junto al río Támesis, está el Palacio de Westminster, que contiene las dos cámaras del Parlamento y el famoso Big Ben, la torre del reloj construida después de que el palacio se incendiara en 1834. Por cierto que desde el 2003 la torre ha estado inclinándose .09 milímetros al año por la excavación de nuevos túneles del metro.

También sobre el Támesis está la Torre de Londres, un complejo de edificios construidos a finales de 1066 en dos anillos concéntricos de muros defensivos. Famosa por haber funcionado como prisión, hoy alberga las joyas de la Corona Británica, una colección de armaduras reales y los restos de la muralla romana. Su operación corre a cargo de los Beefeaters, que originalmente cuidaban de los prisioneros y las joyas; actualmente ellos son los guías de turismo y un atractivo más del lugar con su vestimenta única.

Aquí la reina Ana Bolena fue ejecutada en 1536 y la leyenda dice que aún se le ve pasear por la Torre con su cabeza bajo el brazo. También se dice que si los seis cuervos que habitan en la Torre desaparecieran, caería la monarquía británica.

Beefeaters en la Torre de Londres

Los beefeaters son toda una tradición en la Torre de Londres, donde eran celadores de los enemigos de la corona, entre otras funciones. Para ser un beefeater es necesario pasar por toda una vida de servicio en el ejército real.

Junto a este histórico espacio se encuentra otro no menos fotografiado: el Puente de la Torre (Tower Bridge). Fue construido en 1824 para unir ambos lados del río, dejando pasar las embarcaciones sobre el Támesis, gracias a sus dos levas que pueden elevarse hasta 83 grados. En su época fue una proeza de ingeniería aunque su diseño fue cuestionado en su momento.

El Londres religioso

En Ludgate Hill, el punto más alto de la ciudad, se encuentra la catedral anglicana de San Pablo. Su domo es de los más grandes del mundo y hasta hoy logra destacar en el paisaje urbano de Londres. Reemplazó a la Catedral Vieja, destruida en el Gran Incendio de 1666. Actualmente los londinenses se sienten orgullosos de ella pues resistió los ataques aéreos de la Alemania nazi, durante la Segunda Guerra Mundial.

Catedral de San Pablo

La Catedral de San Pablo con uno de los domos más grandes del mundo, fue abierta en 1710. Aquí fue la boda del príncipe Carlos con la princesa Diana.

El West End 

Para el ocio, las compras y el entretenimiento, la céntrica zona del West End ofrece mucho para el visitante. Existe un número de espacios públicos que también son muy representativos de Londres, entre ellos la Plaza Trafalgar creada en 1830 en ocasión de la victoria británica sobre las tropas francesas de Napoléon Bonaparte. En ella destaca la columna de Horatio Nelson, fallecido en la batalla, y la National Gallery, el museo de arte más importante de la ciudad (el cuarto más visitado de todo el mundo).

Otro espacio imperdible es Picadilly Circus, con su famosa estatua de Eros; desde aquí, todas las avenidas conducen a una gran variedad de tiendas, cines, teatros y restaurantes. Por la noche este espacio se llena de anuncios lumínicos, repleto de visitantes ávidos de diversión.

Picadilly Circus, Londres

Picadilly Circus es uno de los centros de reunión de londinenses y visitantes. De día es una de las zonas más comerciales de la ciudad y de noche abunda la oferta gastronómica, cultural y de entretenimiento, incluyendo los teatros del West End.

De similar vocación es el Soho londinense que se encuentra rodeado de las avenidas comerciales de la ciudad. En su interior alberga restaurantes de moda y variedad de bares, pubs y cafeterías nocturnas.

Paraíso de compradores

Para nadie es secreto que Londres es una de las mejores ciudades para todo tipo de compras. No importa qué busques, en algunos de sus grandes almacenes, tiendas de especialidad, mercados y tianguis seguro lo encuentras. Toda marca que se precie de tener renombre mundial tiene presencia en las calles del centro como Oxford y Regent.

Bond Street está reservada para firmas de lujo y Knightsbridge es la calle de las departamentales Harvey Nichols y Harrods -esta última es el almacén más grande de Europa, con 7 pisos y 330 departamentos de lujo absoluto. De no perderse tampoco, la departamental de alimentos Fortnum & Mason, fundada desde hace más de 300 años y proveedora oficial de la realeza, con su vistoso establecimiento en Picadilly.

Tienda departamental Harrods en Knighstbridge, Londres

Harrods, una de las tiendas departamentales más exclusivas del mundo.

Otra experiencia que todo visitante debe vivir son los mercados. El de Portobello tiene una calle de tres kilómetros sobre la avenida del mismo nombre, donde te aguardan sorpresas, incluyendo antigüedades. Para quien busca lo alternativo y diferente, con ropa excéntrica y vanguardista , hay que dirigirse al barrio de Camdem Town, donde Camden Lock Market ofrece lo que no verás en ninguna otra parte.

Solo mercancía original en Camdem Market, Londres

Camdem Market, donde lo inusual es usual.

Experiencia para los sentidos

Para admirar Londres desde lo alto no hay como las cápsulas de observación de la rueda de la fortuna London Eye. Justo a orillas del Támesis y por su cercanía a la región céntrica de la ciudad se pueden apreciar con todo detalle muchos de los sitios importantes, particularmente el Palacio de Westminster y hasta 40 kilómetros a la redonda. Esta rueda es la tercera más grande del mundo.

London Eye, Londres

London Eye

Ahora que si quieres ver Londres aún más alto puedes subir al mirador del segundo edificio de mayor altura en Europa, el Shard, la impresionante pirámide de 75 pisos. En esa zona también se encuentran los nuevos rascacielos de la City, la zona financiera y de corporativos. Destacan el recién inaugurado 20 Fenchurch St. cuya estructura se ensancha en la parte superior, y la 30 St Mary Axe cuya forma recuerda a un pepino (incluso los londinenses así la llaman).

Cuando quieras descansar te recomiendo ampliamente los parques de la ciudad, especialmente si vas ahora en otoño para presenciar el cambio de estación. Hyde Park, St. James Park, o Regent’s Park son hermosos espacios donde todos hacen pausa del ajetreo en la ciudad.

En gastronomía, uno de los platillos más populares es el fish and chips (bacalao o merluza rebosada y papas fritas). También está el roast beef que se suele acompañar del Yorkshire pudding y el steak and kidney pie (un pay de ternera y riñones). Por supuesto que también está el muy llenador desayuno inglés y la amplia variedad de tés. No te olvides tampoco vivir la experiencia de un pub y probar la cerveza local.

Pub ingles

Los pubs son muy populares al atardecer, después del trabajo.

Ciudad de Museos 

LONDRES es un para los amantes del arte y la historia. Éstos museos son imperdibles, (¡pero hay muchos más!).

Museos de LondresBRITISH MUSEUM (inaugurado en 1759)
Una de las colecciones de arte más importantes del mundo, con el mayor número de piezas egipcias fuera de Egipto. El edificio es neoclásico y monumental,

NATIONAL GALLERY (1824)
Alberga 2,300 pinturas europeas (siglos 13 al 20)de los grandes maestros. A un costado está el NATIONAL PORTRAIT GALLERY con personajes británicos.

IMPERIAL WAR MUSEUM (1917)
Todo sobre la Primera Guerra Mundial y la participación de la Gran Bretaña.

VICTORIA AND ALBERT MUSEUM (1852)
La mayor colección del mundo en artes decorativas, con 4.5 millones de piezas.

TATE MODERN (2000)
El museo de arte moderno más visitado del mundo, con obras del siglo 20 y 21.

En verdad no hay forma de aburrirse en Londres; de hecho, no importa cuántos días la visites, siempre te quedará la sensación de que te hizo falta tiempo. ICONO FINAL

guardia-del-palacio-de-buckingham-londres

swirl-1131830_1280

♦ Este artículo apareció en la edición impresa de octubre 2016