En estos tres paraísos, la primavera es una explosión de belleza.

Karen+Clayton+Kew+Gardens+Escape+Winter+Blues+qs6YKGwUhN_lNo es preciso ser un experto para poder deleitarse con la abundancia de especies y el exquisito paisajismo de estos jardines reservados para la contemplación y la paz.

La colección de plantas más grande del mundo se encuentra en los Jardines Reales de Kew, en las afueras de Londres, Inglaterra. Siglos atrás los terrenos fueron residencia de la realeza inglesa, como Enrique VII y María Tudor. En el siglo 18, Augusta, princesa de Gales, comenzó ahí un jardín botánico que ahora cuenta con 120 hectáreas donde florecen campanillas, azafranes y narcisos, entre el follaje de 14 mil árboles antiguos que parecen sacados de un bosque encantado. Tan solo su herbario tiene más de siete millones de especies de plantas, así que imagina la Victoria: Butchartdiversidad natural que se combina con la historia del Palacio de Kew y el suspiro de cada árbol de este lugar, declarado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

En las afueras de Victoria, Canadá, basta perdernos en la primavera de los Jardines Butchart, para quedar encantados con un paisaje teñido de mil colores, entre pasadizos de flores y fuentes con chorros de agua. Lo que antes eran tierras de piedra caliza, ahora son 55 hectáreas en la bahía de Brentwood, con más de un millón de plantas y un siglo de existencia. Jennie Butchart, su dueña y creadora, logró embellecerlos como pocos lugares del mundo; no por nada, un millón de turistas lo visitan anualmente.

Kirschblüte im ParkEn el Japón de antaño, los emperadores tenían jardines reservados para meditar y relajarse, pero ahora éstos están al alcance de todos. Si se camina por Tokio, la capital, de pronto uno entra a un enorme santuario: El parque Shinjuku Gyoen. Este jardin botánico de 58 hectáreas es un gozo para la vista con sus famosos cerezos sakura en 75 variedades. Su floración es celebrada con el Hanami, cuando todos descansan bajo estos árboles para admirar los pocos días que se visten de delicadas flores blancas y rosa pastel.