Por si te faltaban razones para visitar Suiza, el país acaba de inaugurar uno de los puentes peatonales colgantes más largos del mundo.

Son 494 metros de lado a lado, alcanzando a tener una altura de 85 metros sobre el nivel de la superficie. El denominado Charles Kuonen Hängebrücke se ubica en la zona de Zermatt. Forma parte de un sendero que usualmente toma dos días para caminar entre Grächen y Zermatt, una comuna suiza del Valais, famosa por ser uno de los centros de esquí más exclusivos, además de Sankt Moritz, Klosters y Gstaad.

Fotografía: © Valentin Flauraud

Para quienes no son amantes de las alturas, pueden tener el consuelo de que la construcción del puente se hizo de manera que se evite lo más posible los movimientos, valiéndose de cuerdas que pesan ocho toneladas cada una.

El premio al valiente que lo cruza es una hermosa vista en el entorno y en particular de la montaña Matterhorn, que alcanza los 4.478 metros de altura. El sendero forma parte del Europawe, un camino que recorre los Alpes suizos y que sin duda garantiza vistas que te quitan el aliento.

Fotografía: © Valentin Flauraud

Fotografía: © Valentin Flauraud

Fotografía: © Valentin Flauraud