¿Qué tanto influye el lugar donde vas de vacaciones con lo que ves redes sociales, televisión o el cine? Según un estudio, es mucho más de lo que te imaginas.

De acuerdo con la compañía Tourism Competitive Intelligence, que realiza estudios para gobiernos y empresas privadas, unos 40 millones de turistas internacionales tomaron la decisión en 2012 básicamente porque vieron alguna escena del país visitado. Si bien no se tienen estadísticas más recientes, la sospecha es que los números han aumentado aún mucho más.

Quizás quien más sabe de esto es Disney, que gracias a su película Frozen ha provocado un aumento del 65% de turistas que viajan a Noruega y ya no digamos de los cruceros de la compañía que parten de Noruega, cuyas reservaciones se agotan con meses de anterioridad.

Otro caso de notoriedad es el de Nueva Zelanda, que ha visto un interés de los turistas nunca antes visto, desde que Peter Jackson llevó a la pantalla las dos trilogías de The Lord of the Rings y The Hobbit 

Y qué decir del efecto que tuvo la ganadora del Oscar a mejor película extranjera, La Grande Bellezza (2013) cuyas locaciones en Roma tuvieron su efecto medido por el interés en recorrer los lugares que aparecen en la cinta.

Esta tendencia puede decirse que inició con Jaws, de Steven Spielberg, quien en 1975 filmó las aventuras de vacacionistas que se veían amenazados por la presencia de un tiburón en la playa. La filmación tuvo lugar en Martha’s Vineyard en Massachusetts y desde entonces, los turistas no han dejado de visitar este lugar de Nueva Inglaterra.

A su vez, las redes sociales están teniendo un efecto multiplicador, ya que los trailers de películas o segmentos de series televisivas pueden ser compartidas y comentadas por millones, generando aún mayor interés por los destinos.