“Un día entre los días, se construyó en Marrakech un hotel que ha seducido con sus encantos a todo aquel que lo visita…”

Indoor Pool (1) ch

Así como un cuento de Las Mil y Una Noches, desde 1923, el espíritu irresistible del Hotel La Mamounia se ha apoderado de quienes buscan lujo y serenidad en un ambiente exótico como sólo se puede dar en Marruecos. Personajes históricos han caído en su seducción, como Sir Winston Churchill quien pasaba largas temporadas aquí,  junto con el director de cine Alfred  Hitchcock que lo eligió para filmar la segunda versión de El hombre que sabía demasiado; lo mismo se puede decir de artistas de la talla de Edith Piaf  y hasta los Rolling Stones.

La Mamounia

El mito de La Mamounia inició en el siglo 18, cuando reinaba en Marrakech el sultán Sidi Mohamed Ben Abdellah, quien dio como regalo de bodas a su hijo, el príncipe Moulay Mamoun, una casa rodeada de preciosos jardines a los que llamó Arset el Mamoun.

Outdoor Pool (1)

Se dice que en estos jardines, el príncipe Mamoun organizaba grandes fiestas, lo que le  añade un encanto especial para los que se animan a hospedarse en alguno de los tres riads (palacios marroquíes), atraídos por su tamaño, su alberca privada o quizás le quieren dar un nuevo significado a Las Mil y Una Noches y pagar la simbólica cantidad  de más de 70,000 dirham (alrededor de 110 mil 500 pesos mexicanos) ¡por una sola noche!

Riad (2)Con la misma esencia de lujo que atrapó a sus primeros huéspedes, ahora seduce a nuevos personajes después de la remodelación realizada por el diseñador francés Jacques García, especialista en lugares míticos,  y que transformó el art déco,  por un estilo marroquí basado en las tradiciones bereberes y árabe-andaluzas.

El cuento sigue su curso, la música envuelve plácidamente a los huéspedes y los lleva entre paredes decoradas, hasta llegar a  las habitaciones, suites y restaurantes, pasando por el Bar Churchill y un spa subterráneo.

Y así como los cuentos de Sherezada parecen no tener fin, este exótico hotel sigue escribiendo su historia – por supuesto que en su libro La Mamounia –  con reconocimientos como Mejor Hotel Urbano del Mundo por la revista Condé Nast Traveler de España y uno de los 500 mejores hoteles del mundo de acuerdo a Travel and Leisure Magazine.