En muchas partes de España se puede apreciar el baile tan característico del país, pero si en algún tablao lo has de ver ese tiene que ser en la ciudad andaluza de Granada.

MUCHOS VISITAN GRANADA, tan solo unas cuantas horas, camino a la famosa Alhambra; sin embargo, esta ciudad española, de fuerte influencia árabe, merece más de nuestra atención; entre otras cosas por su flamenco nostálgico y pleno de rituales que los gitanos bailan en el Sacromonte, el barrio granadino cuyo espíritu puedes leer en el Romancero Gitano, del genial escritor Federico García Lorca.

Yo me quedé una noche para realizar el tradicional tour entre angostas calles, admirar la Abadía y tomar unas fotografías espectaculares de la Alhambra con iluminación nocturna.

Tras este recorrido llega la hora del flamenco dentro de alguna de las muchas cuevas que fueron refugio de los gitanos a partir del siglo 15. Hoy ofrecen la posibilidad de comer platillos típicos y ser testigos de una zambra (fiesta) gitana, con bailaores que llevan la pasión en la sangre. Yo los admiré en las cuevas de Los Tarantos y ¡qué manera de tocar, cantar y bailar! Algo que difícilmente podrás ver en otra parte de España.

SI VAS A GRANADA, ten en cuenta que quien reserva 2 noches de hotel puede solicitar el nuevo Bono Pernocta con acceso prioritario a la Alhambra (entrada garantizada) y a los principales monumentos de la ciudad por solo 16€. Consulta con tu agente de viajes. 

Fotografías: Armando Dájer ©