A 80 kilómetros de París se encuentra un tesoro para los amantes de las artes: Los jardines de Monet. Puedes visitarlos en una excursión de mediodía desde París.

Giverny es una pequeña comunidad de Normandía que apenas contaba con unos cuantos habitantes hace dos siglos. Fue entonces que el padre del impresionismo Claude Monet encontró en este pueblo el escenario perfecto para inspirarse y trabajar. Lo más asombroso de Monet, es que no solamente plasmó en cuadros la naturaleza sino que él mismo construyó los hermosos jardines en la propiedad que adquirió en 1890. Todos ellos sirvieron de “modelo” para sus obras hasta su muerte en 1926.

Hoy puedes visitar este hermoso lugar que se ha preservado para deleite de los amantes del arte, gracias a que el hijo de Claude Monet donó los jardines y la casa a la Academia de las Bellas Artes. El pueblo es de lo más encantador por su entorno natural y la casa del pintor se mantiene en perfectas condiciones, restaurada tal como él la vivió.

En una visita puedes experimentar lo que era la vida de Monet, incluyendo la habitación de lectura, la cocina de principios de siglo 20, su recámara y por supuesto, los célebres jardines que hiciera mundialmente famosos a través de su pincel, entre ellos Nenúfares, El Estanque de las Ninfeas y el Puente Japonés.

Para Monet, la jardinería era tan artístico como la pintura y dedicó su vida a perfeccionar sus espacios verdes, armonizando colores y tipos de flores y árboles. No le gustaba la rigidez por lo que dejaba que las plantas crecieran con naturalidad.

Uno puede recorrer el interior de la casa con libertad, aunque no se permite que los guías den explicaciones ahí ya que es un espacio estrecho en el que no es posible tener grupos en su interior.

La Casa de Claude Monet permanece abierta desde abril hasta fines de de octubre, meses en los que se aprecia el verdor y la belleza floral. Desde que fue abierta al público en 1980 la ciudad ha recibido a miles de turistas anualmente siendo el verano cuando más la visitan.

Monet vivió ahí por 43 años, junto con sus 8 hijos

Usualmente las salidas son desde alguna agencia u hotel donde puedes realizar la excursión en un aproximado de cinco horas. Consulta con tu agente de viajes.